Jardin

Las plántulas de tomate no crecen: qué hacer

Las plántulas de tomate se consideran entre los jardineros menos caprichosos que el pimiento o la berenjena.

Pero a veces esta cultura da muchos problemas. Los jardineros se quejan de que las plántulas de tomate no están creciendo. Este problema supera no solo a los cultivadores de vegetales principiantes, sino también a los jardineros experimentados que enfrentan un problema similar. Puede resolver cualquier problema cuando sepa las razones de su aparición. ¿Qué factores llevan al hecho de que las plántulas de tomate se debilitan, sus hojas se secan o se vuelven amarillas y aparecen manchas en la planta?

Entre las principales razones hay que destacar:

  • violación de la dieta;
  • iluminación insuficiente;
  • enfermedades de la cultura;
  • la invasión de los parásitos;
  • plantones de cosecha analfabetos.

Para ayudar a los tomates a tiempo, debe examinar cuidadosamente las plántulas. Esto es especialmente importante si está cultivando sus propias plántulas por primera vez. Acción oportuna: la clave de su éxito con problemas con plantas pequeñas.

Descubrimos la posible razón.

Para empezar, determinaremos qué factores conducen al retraso en el crecimiento o al mal aspecto de las plántulas de tomate.

Las plántulas de tomate crecen mal si:

Obtiene nutrición inadecuada

Este es un supuesto, pero ciertos signos indican una falta de componentes útiles. Inspeccione cuidadosamente las plántulas de tomate.

Cuando no hay suficiente nitrógeno, los tallos se adelgazan, las hojas son pequeñas y pálidas, todo el retoño es muy débil. Bien alimentar urea (4g a 10l).

El enrojecimiento de la parte inferior de las hojas de un tomate se observa con una falta de fósforo. Alimentación de superfosfato (12g por cubeta).

Los extremos de las valvas se curvan y se vuelven amarillos con deficiencia de potasio. El sulfato de potasio ayudará. Se adquieren color de mármol cuando tienen poco magnesio y dejan de crecer por falta de hierro. Por la misma razón, los arbustos de tomate comienzan a volverse amarillos por la clorosis. Tratamiento para las plantas de semillero: retiramos a la sombra y aplicamos fertilizante que contiene hierro y sulfato de magnesio (25 g por cubo) sobre la hoja.

Ilegalmente deletrear

Llevar a cabo esta operación requiere atención y calidad por parte del jardinero. Si relaja un poco la guardia, puede doblar las raíces de un tomate o dañarlo o rasgarlo durante el trasplante, así como permitir que haya espacio de aire entre ellos. Cualquiera de estos factores conducirá a una mala supervivencia, retraso del crecimiento o muerte de la planta. Para evitar esto, inspeccione cuidadosamente el sistema de raíces de las plántulas de tomate y plante cuidadosamente en el suelo, observando todos los requisitos. Si no fue posible transferir la plántula con un trozo de tierra, coloque cuidadosamente el sistema de raíces en el nuevo orificio y apisone el suelo después del trasplante.

Es importante Mantenga la distancia requerida entre las plántulas de tomate al recoger.

Violaciones en el cuidado de tomates pequeños.

A este punto, en primer lugar, debe incluir el riego. Muchos cultivadores creen que el suelo debe estar mojado todo el tiempo. Sin embargo, debido a esto, las plantas de semillero están experimentando la saturación de agua. El suelo de la maceta debe secarse un poco para que la enfermedad no se desarrolle debido a la humedad estancada, y las raíces tienen acceso al oxígeno. Proporcionar una caja de asientos con buen drenaje.

El segundo factor de cuidado, en violación de los cuales no crece las plántulas de tomate - la temperatura. Tan pronto como aparecieron las plantas de semillero, las cajas se colocan en una habitación fresca. Indicadores diurnos - 16 ° С-18 ° С, por la noche soportamos 14 ° С-15 ° С. Después de un par de semanas, los indicadores cambian, hasta 20 ° C durante el día y 16 ° C durante la noche. Un mes más tarde, debe haber tres folletos en una plántula y está preparado para la recolección.

El tercero es la iluminación. Los brotes de tomate en días cortos de primavera deben ser dosvechivat. Un día de luz se mantiene durante al menos 14 horas. Sin embargo, si la luz solar directa incide en las plantas de semillero, puede sufrir una "quemadura solar". Y luego en las plántulas de tomate aparecen manchas claras o blancas. Ocurre cuando el tiempo nublado se mantiene durante mucho tiempo, y luego sale un sol brillante. Plantas de sombra y spray con epinom.

Enfermedades y plagas

Estos factores no pueden ser ignorados, por lo que a continuación los consideramos con más detalle.

No apto para plántulas de tomate.

Se debe permitir esta opción si se mantienen todos los parámetros, el cuidado es competente, no hay enfermedad y las plantas de tomate están enfermas.

En este caso, solo ayudará la sustitución del sustrato.

La lista no puede considerarse la más completa. Se dan las razones que más a menudo son registradas por los jardineros. Entre el resto, puede haber una elección analfabeta de variedad o no aplicación de recomendaciones del calendario lunar.

¿Qué enfermedades y plagas detienen el crecimiento de las plántulas de tomate?

La derrota de las enfermedades o el impacto de los parásitos no solo pueden frenar el desarrollo de las plántulas, sino también arruinar colonias enteras de plántulas.

Pierna negra

A menudo, entre las plantas de semillero hay una caída en varios especímenes. La razón es la "pierna negra", una enfermedad infecciosa no solo de las plántulas de tomate, sino también de otras culturas. Los tallos de abajo se oscurecen, están formados por "sobrecoste". Luego las plántulas se marchitan y caen, las raíces comienzan a pudrirse. Las plantas enfermas deberán ser eliminadas. El resto debe ser trasplantado a una distancia mayor que antes. Se prepara nuevo suelo, en él se agregan las cenizas (madera) y la arena calcinada.

Después del trasplante, las plantas de semillero se rocían con "Fundazole" y no se riegan hasta que el suelo esté completamente seco. Asegúrate de airear la habitación. Tratar esta enfermedad es mucho más difícil que prevenir. Es importante en la etapa de preparación del suelo agregar ceniza de madera a la mezcla del suelo, en el período de crecimiento de las plántulas para protegerlo del exceso de humedad y de las altas temperaturas. Inspeccione las plántulas de tomate diariamente. En los primeros signos de "pierna negra", use biopreparaciones ("Fitosporin", "Baktofit"), polinice el suelo y las plántulas con cenizas. En la forma de ejecución de la planta es mejor eliminar.

Podredumbre (raíz y basal)

Aquí, la causa será el desbordamiento de las plántulas en combinación con la baja temperatura del suelo o el aire ambiente. Tenemos que actuar muy rápido. Es necesario trasplantar plántulas de tomate en otro suelo. Antes de plantar, las raíces se lavan en soluciones de permanganato de potasio o fitosporina.

Septoriosis (mancha blanca)

Las manchas de la enfermedad con un borde más oscuro indican la enfermedad. Este es un tipo de enfermedad fúngica. Se transfiere con el suelo y se desarrolla a humedad y temperatura elevadas. Se eliminan las plantas enfermas, el tratamiento es muy problemático y largo. Será más importante no olvidar calentar y desinfectar el suelo antes de sembrar un tomate.

Ácaro

Las principales plagas que en el momento del crecimiento de las plántulas pueden dañarlo son las arañas rojas, las tijeretas y las rodajas de madera. Incluso si no sabes qué parásitos parecen peligrosos para las plántulas, habiendo notado colonias, haz el procesamiento. Las drogas Fitoverm, Aktellik y karbofos funcionan bien.

Conclusión

Consideramos las posibles causas que conducen a un crecimiento pobre de las plántulas. Pero, es necesario en cada caso buscar cuidadosamente los factores adversos. Para entender por qué las plántulas no crecen, es posible con un monitoreo constante de las plántulas. La mejor manera de proteger las plántulas de los problemas:

  • recomendaciones de estudio para el cultivo de tomates;
  • considerar de antemano la posibilidad de cumplir con los parámetros de temperatura, iluminación y humedad;
  • Cuida el buen suelo;
  • Elija variedades resistentes al estrés;
  • encontrar información sobre la rápida identificación de enfermedades y plagas de las plántulas de tomate;
  • deshacerse de la duda.

El último punto es muy importante. El crecimiento de plántulas de tomate potentes y saludables es mucho más fácil de lo que se cree.

Esta planta es fácilmente adaptable, con buena supervivencia. Siga las recomendaciones, y sus plántulas de tomate crecerán sin problemas.